FRECUENCIA, TONO Y TIMBRE

Ya explicamos en el artículo ¿qué es el sonido? que éste se produce por la oscilación de las partículas del aire. La velocidad de oscilación de esas partículas es lo que se conoce por frecuencia y se mide en hercios (Hz).

Pero cuando las partículas de aire vibran, no lo hacen a una única velocidad, por lo general tendremos una oscilación más fuerte, que irá acompañada de oscilaciones más pequeñas.

Llamamos tono a esa oscilación o frecuencia más fuerte. Así, una nota tocada en un piano, por poner un ejemplo, estará en el mismo tono que esa misma nota tocada en un saxofón.

figura

Pero, aunque estén en el mismo tono, todos sabemos que las notas de un piano y un saxofón tienen un sonido (o timbre) muy distinto. Esa diferencia de sonido es debida a las otras oscilaciones más pequeñas.

No todas las frecuencias son audibles. Nuestro oído (o mejor dicho, el oído de un niño) es capaz de oír las frecuencias comprendidas entre 20 y 20.000 Hz. Las frecuencias bajas originan los sonidos graves; las altas los agudos.

A medida que cumplimos años nos vamos volviendo sordos –y antes los hombres que las mujeres– , especialmente, a las frecuencias más agudas.

FRECUENCIA, TONO Y TIMBRE
Etiquetas:                 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *