LA MENTIRA DE LOS VATIOS

Siempre que decidimos comprar un equipo de música, una etapa de potencia, un karaoke… lo primero en que nos fijamos es en su potencia en vatios (o watts en inglés). Parece lógico, el sentido común nos dice que a mayor potencia mayor volumen,  lo que es bastante cierto, pero… ¿tiene realmente el equipo que estamos comprando la potencia que dice tener? ¿puede ser que los datos aportados por el fabricante sean cantos de sirena?

Lamentablemente, ése suele ser el caso, incluso cuando hablamos de equipos de gama media-alta. Tomemos como ejemplo el equipo de la foto, un amplificador para karaoke, concretamente el modelo Auna Amp-EQ-Sing 400W, anunciado en una conocida web por 71,99 €.

Karaoke Auna

¿400 vatios por ese precio? Cuanto menos parece sospechoso,  pero mantengámonos ingenuos. Avanzamos en la descripción  y nos encontramos con lo siguiente:

Potencia máxima de salida de 400W – equivalente a 2x20W RMS

¡¿Cómo?! ¿de repente la potencia se ha dividido por 10? ¿tendrán algo que ver las siglas RMS del final?

Efectivamente, es así. La potencia RMS, a veces llamada continua o eficaz, es en la que debemos fijarnos. Indica la potencia que el amplificador puede entregar de manera continuada. En nuestro ejemplo, por ser estéreo, 20 vatios por cada canal. La otra cifra, en realidad, no vale de nada, porque es el pico de potencia total que puede entregar el amplificador durante un periodo de tiempo muy breve y en condiciones que sólo el fabricante conoce.

La lástima es que, en muchos casos, el fabricante no proporciona la potencia RMS ni en la página de especificaciones que suele ir al final de los manuales de instrucciones. En su lugar suele indicar una cifra (o cifras) de potencia sin indicar a qué se está refiriendo exactamente. Lo siguiente no es una regla exacta, pero puede servir para hacerse una idea: cuando veáis una cifra de potencia sin el apellido RMS, pensad que la potencia RMS real no llegará, ni en el mejor de los casos, a la tercera parte.

LA MENTIRA DE LOS VATIOS
Etiquetas:                 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *